Edupunk, Engagement and the Rise of Peer Training

Edupunk, Engagement and the Rise of Peer Training.

Anuncios

Friendfeed, menuda desilusión

Iba yo tan contenta recopilando todo lo que hago: que si un par de blogs, que si mis cinco scoopit , un Tumblr que no consigo dominar, un livebinders, mi amadísimo Twitter, mi cada vez menos usado Facebook, mi Netvibes, mi Blip, mi canal Youtube… y los apuntaba en una lista. Cada grupo  de un color. Todo bien ordenado. Por fin iba a agruparlo en un lifestream, algo que me parecía el colmo de la utilidad. Ya ves, acabaría con mi esquizofrenia diaria de a ver, esto dónde lo publico, dónde lo publiqué o dónde lo he dejado. Sin embargo, esta herramienta, hecha con la mejor de las intenciones, es una pesadilla. La mayoría de sus aplicaciones no funcionan. No hay manera de añadir más de cinco. No he podido entrar ninguna de mis redes sociales e , incluso , se ha resistido a aceptar mi Google Reader.

Yo , que pretendía unificar mi identidad digital, me muestro de nuevo a parcelas, despedazada, dispersa. Después de mucho batallar, he podido poner un widget en forma de pastilla en este blog.  Sólo os mostrará jirones de mi trabajo. En fin…

http://friendfeed.com/miadiez

birds1.jpg

Dignidad docente, la auténtica amenaza

 

Acabo de ojear el blog de una compañera docente , maestra de inglés por más señas , que escribe  sobre fútbol http://mireiaarticles.wordpress.com. Tiene una plantilla agradable y un contenido bien estructurado, una redacción sin artificios y unas excelentes fotos. Algo simplemente bien hecho , sin la violencia verbal a que nos tiene acostumbrad@s la prensa deportiva y la otra. Un trabajo bueno por sencillo. hecho por una profesional. Enhorabuena.

Los textos de @MireiaMT, que es máster en periodismo deportivo, me han hecho pensar. La enseñanza oficial no es nuestra única salida. ¿No estaremos los docentes empecinándonos en enseñar y solo enseñar desde las estructuras establecidas?  Quizás tanta ofensa nos ha hecho olvidar nuestras capacidades como personas formadas. Este sistema que nos vapulea constantemente no es nuestra única posibilidad. Luchar contra su omnipotencia, mendigarle una sustitución, suplicarle un interinaje nos ha convertido en diminutos seres mezquinos e insolidarios.

Los que vivimos en pueblos sufrimos una auténtica sequía de creatividad. No hay centros alternativos donde nuestros hijos puedan expandir su formación más allá de las propuestas oficiales. ¿Por qué no nos unimos para difundir todo lo que sabemos? , ¿por qué no alimentamos a los curiosos?, ¿ por qué no hay redes de docentes solidarios? , ¿por qué tanta formación que luego no se puede difundir? ¿por qué solo se ven profesores y maestros vencidos?

Me niego a ser la fea de la fiesta. Somos un colectivo con grandes posibilidades. Como presentemos alternativas, están perdidos.

                                                                  Fuente imagen

De como me convertí en content curator o curatesa

Hace unos seis años que estoy enredando por la red. Mi conocimiento durante los dos primeros años era escaso. Usaba FB y poco más. Y, desde luego, no compartía nada.

Fue a raíz de un  curso de formación de mi maestra en estas lides @sguilana que empecé a ver las enormes posibilidades pedagógicas de las TAC. Para mí, la red se convirtió en un inmenso mar lleno de tesoros por el que yo navegaba sin rumbo. ¡Había tanto por descubrir! Entonces llegó @rosamariafelip, otra de las teacher trainers que más me ha marcado y me enseñó las folcsonomías y me fui curando de la infoxicación que sufría.

Aunque ya iba conociendo gente con mis mismos intereses, mis Diigo y Delicious tenían una difusión relativa. Facebook   me empezaba a aburrir soberanamente. Ni  mis amigos ni  mis conocidos  me aportaban nada. Los alumnos me consideraban una pelmaza; mis compañeros, excepto alguna honrosa excepción, estaban demasiado ocupados tratando de cuadrar programaciones con competencias.

Sin embargo, llegó Twitter y con él un alud de gente distinta  y tremendamente interesante a quien no había que pedir permiso para seguir. Aunque me costó adaptarme a la brevedad  exigida, hoy es mi mayor fuente de aprendizaje, una universidad de minúsculas ventanas que solo falta abrir para visualizar inmensos horizontes.

Entré así en un mundo regido por ética particular que impregnó toda mi vida académica: la netiquette. Respeto hasta el detalle los principios legales de  publicación. No me gustan los gorrones de ideas. Copiar con disimulo es para mediocres. Si se hace, que sea con estilo. Además, ya sabemos que toda creación es derivativa.

Siempre he gestionado toda mi actividad desde un solo perfil, Teacher Rose, un nick que nació junto a mi primer blog, que aún mantengo por nostalgia. No entiendo de desdoblamientos. La red es una plaza pública. Si abres la boca, no te escondas. Si no, mejor que te calles. He actuado de manera comedida y prudente. Nunca he tenido el más mínimo problema. Naturalmente, he sido grabada en los institutos y etiquetada en fotos. Sin embargo, nadie lo ha hecho nunca de manera ofensiva.Supongo que mi actitud positiva ha contribuido a ello. Me muevo por la red como si de un barrio se tratara. Evito a los raros y charlo animadamente con los amables. Procuro ser cortés con todo el mundo, aunque, por la educación recibida, nunca proclamo intimidades.

He hecho algún proyecto colaborativo y participo en varias comunidades virtuales. Me gustaría encontrar más gente afín con la que trabajar, pero no todo el mundo  comparte mi pasión o está demasiado ocupad@ para lanzarse a hacer proyectos que pocas veces son  reconocidos a pesar del trabajo que conllevan.

 Como surfeo mucho, encuentro mucho. Así que decidí compartirlo y creé varios scoops:

Eñe que eñe

English breakfast

La vie en rose FLE

Languages App!

The tools of the teaching trade

También tengo unos cuantos tableros en Pinterest y participo en algunos de grupo, donde comparto mi gusto por el Street Art y alguna de mis obsesiones como las Medusas, con quien me identifico. Ahora estoy propasándome con Livebinders.

No tengo nada mío. Mis wikis están abiertas, aunque pido mención. Doy y recibo.

Cada mañana me levanto, miro mi Old reader y me pongo al día… Sí, definitivamente, estoy enredada.

Imagen