Mujeres con #PLE : Soul sisters

Hace días llamé a @mamenjg12. No nos conocemos personalmente, pero saltarme su santo hubiera sido imperdonable. Hay que ser detallista con los amigos si quieres conservarlos. Nuestra amistad nació en los foros del curso sobre PLE  que organizó INTEF y, a pesar de no saber nada una de la otra, conectamos a la primera.  Los que habitamos en la red reconocemos la buena gente al primer tweet. De la misma forma, conocí a @elenaaisa y a @amtoral. Después se añadieron a este grupo  @inmitacs, @ElnAlfaro, @maje … Supongo que algo tiene que ver la homofilia a la que aludía @Dreig en uno de sus artículos (http://bit.ly/NfTe0r). Ciertamente, todas somos universitarias, mayores de dieciocho y trabajamos en algún aspecto de la docencia. Sin embargo, a mí me gusta llamarle sororidad.

Es curioso, pero a todas horas hay una mujer conectada dispuesta a contestarme. Superadas las coordenadas de espacio y tiempo que la realidad nos impone (¡qué kantiano me ha salido esto!) , el mundo virtual es una auténtica oportunidad para superar las limitaciones impuestas por el sistema patriarcal, que nos ha tenido enfrentadas con frivolidades absurdas. Divide y vencerás ha sido la divisa de un pacto implícito y culturalmente instaurado. Ha llegado el momento de cambiarlo por un sonoro ¿Te ayudo? 

hermanas

                                                                 Hermanas

Las mujeres nos hemos echado mucho de menos. La fraternidad es un valor deseable para todos; la sororidad en nosotras es esencia. Supone igualdad, equivalencia, respeto mutuo, interlocución, construcción positiva, sinergia y es, sin duda, la única arma contra la misoginia en la que hemos sido educad@s. En la red está aflorando un nuevo Humanismo. ¡Qué curioso  que las máquinas nos saquen la mejor persona que llevamos dentro!